953 77 00 02 web@rus.es

Argumentación Histórica

El Cronista Oficial de la Villa de Rus (Jaén), D. Diego Ramírez Poyatos, como fruto de sus investigaciones en diferentes archivos históricos municipales, ha reflejado en sus libros y demás publicaciones, aspectos arquitectónicos y de la vida política, municipal, sindical, social, económica, cultural, religiosa, militar, educativa, festiva y costumbrista.

Resumiendo, mostrando la idiosincrasia y la personalidad colectiva de un pueblo forjadas por los avatares de los tiempos. Un pueblo con estilo propio y singular basado en el amor hacia su tierra, con un espíritu vitalista, acogedor y emprendedor y con voluntad y ansias de progreso desde sus orígenes y en especial, desde la consecución de la segregación e independencia de Baeza en 1628 por la Real Cédula de Felipe IV y que originó un lastre económico del que supo salir airoso con dedicación y esfuerzo.

Sobreponiéndose a las adversidades y buscando nuevas alternativas de subsistencia (agricultores, arrieros y comerciantes del siglo XVII, carboneros, caleros y yeseros del siglo XVIII, XIX y XX o la que fue floreciente industria textil reciente) o buscando la prosperidad en otras tierras cuando éstas no le daban el sustento por motivos variados (sequías, hacienda en manos de unos pocos, malas cosechas…).

Creador de una simbiosis perfecta entre lo tradicional y lo novedoso puesto de manifiesto en fiestas, costumbres, vocabulario, nombres de calles y gastronomía, como prueba ineludible de la huellas que han dejado las distintas civilizaciones (romanos, visigodos y musulmanes) que se han asentado a lo largo de los años en sus tierras. Vestigios del pasado en el Hipogeo de Valdecanales y el Hipogeo de La Veguilla, en el poblado de la Torre del Obispo (antigua Tiédar) y en el Torreón Árabe; en las ancestrales y singulares “Fiesta de Mozos” (máscaras y segunda procesión de Jesús Sacramentado el penúltimo domingo de septiembre desde 1682, por privilegio otorgado a Rus y única en nuestra provincia) y “San Blas” (se tiene constancia de su celebración anterior a 1633) o los nombres de calles y parajes que aún perduran (Zigotal, Zacatín Valcuende, Borrucosa, Fuenmarina o Alcobilla).

Un pueblo derrochador de valentía en pro de la defensa de la libertad y la justicia cuando los acontecimientos históricos españoles se lo demandaban. Cualidad que, junto a la sabiduría y la inteligencia, heredados de nuestros antepasados ruradenses quienes fueron capaces de que se le reconociese la “pública libertad” por el emperador Septimio Severo, constituyen parte del gran bagaje humano y solidario de sus habitantes.

Todas estas cualidades que adornan al ruseño, se complementan con las del honor y la lealtad de todos los que supieron dar gloria a nuestra Villa a lo largo de los tiempos y en cualquier aspecto de la vida política, militar, económica, educativa, religiosa, artística y cultural, quedando constancia de ello en la bibliografía mencionada y su Archivo Histórico Municipal. Honor, lealtad y gloria simbolizados en el mencionado Alvar Sánchez de Rus.

Fuente: Jaenpedia

Pin It on Pinterest